Cursos de verano 2020, el 90% permite la asistencia online

La UNED ha presentado su 31.ª edición de los Cursos de Verano, que se celebrará del 22 de junio al 30 de septiembre, con 93 títulos, programados en 50 sedes de todo el país y con una amplia diversidad temática en la que destacan las áreas ligadas a las investigaciones sobre el COVID-19 y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. El acto, emitido en línea desde la Facultad de Educación, ha sido presidido por el rector de la UNED, Ricardo Mairal y en él han participado el vicerrector de Centros Asociados, Jesús de Andrés, y el director de Convenios y Mecenazgo de Santander Universidades, Amador Fraile.

En esta convocatoria, afectada como toda la sociedad y todo el mundo educativo por la crisis sanitaria del COVID-19, se mantiene un elevado número de cursos, 93, de los cuales 57 son exclusivamente en línea, 10 exclusivamente presenciales y el resto ofrecen la combinación habitual de modalidad presencial y online, a elegir. Las fechas de celebración van del 22 de junio al 30 de septiembre, desde 50 sedes de todo el territorio nacional. Por primera vez desde que empezaron en 2004 y debido a la normativa de seguridad sanitaria, no habrá programa de Cursos de Verano de la UNED en Centros Penitenciarios.

 

 

Asistir en diferido a la presentación

Ya puedes matricularte y elegir título en la página de los Cursos de Verano

El rector, Ricardo Mairal, comenzó su intervención aludiendo al primero de los 10 días de luto oficial decretados por el gobierno y reflejados en los crespones negros incorporados a las banderas del salón de actos de la Facultad Educación, desde donde se emitía el acto de presentación de los Cursos de Verano. “Ayer, el Consejo de Gobierno de la UNED guardó un minuto de silencio como tributo de respeto a todos los fallecidos y familiares, para trasmitir todo nuestro afecto, cariño y cercanía en estos momentos tan complicados”.

“Lo que empezó siendo una crisis sanitaria es ya una crisis social y económica”, declaraba el rector. “En la universidad hemos trabajado desde el primer día para transformar todas nuestras tutorías presenciales a un entorno online. Se logró que la actividad académica no sufriera alteraciones con todo el esfuerzo de nuestros docentes y del personal de administración y servicios, convencidos de que la ciencia es tractor de progreso para cualquier sociedad. Y en este contexto llegamos a la 31.ª edición de los Cursos de Verano”.

Ciencias, Humanidades y ODS

Mairal incidió en las circunstancias especiales que afectan a esta edición de los Cursos de Verano, que se celebran en un momento “en que la sociedad necesita a la universidad y la universidad debe responderle con estudio, conocimiento, reflexión e investigación. Por eso la oferta es amplia y se implica en los desafíos contenidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, eje de todo el plan estratégico de la UNED. Además del Covid-19, que se aborda en varios cursos desde la interdisciplinaridad, una característica relación indisociable entre la docencia y la investigación”.

Aludió a algunos de los temas abordados en los 93 títulos de esta 31.ª edición de los Cursos de Verano, como primeros auxilios psicológicos en situaciones de crisis y emergencias; unidad militar de emergencias; gestión del estrés; microplásticos; agenda 2030; estrategias ante la emergencia climática; desarrollo local, justicia ambiental, economía sostenible; la mujer en el desarrollo rural; prevención e intervención en las demencias asociadas al envejecimiento; alimentación saludable; protección del derecho a la vivienda; educación inclusiva; criminología de la violencia sexual; violencia de género; fake news; memoria histórica; técnicas de crecimiento personal; inteligencia emocional; conciencia y meditación: musicoterapia; gamificación y aprendizaje ubicuo; inteligencia artificial; y matchfundingcrowdequity crowdfunding.

También agradeció Mairal el esfuerzo realizado y “la aportación generosa con la que me identifico” de los Centros y los más de 700 ponentes, profesores y expertos profesionales, que hacen posible esta edición, entre ellos, Elisa Pérez Vera, catedrática y rectora emérita de la UNED y magistrada emérita del Tribunal Constitucional; Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, poeta y catedrático de literatura; Francisca Sauquillo Pérez del Arco, abogada y exeurodiputada; Enric Garriga Elies, presidente de la Amical de Mauthausen y otros campos de concentración; Santiago Segovia Vázquez, catedrático de Psicobiología de la UNED, director del Programa Mindfulness Based Mental Balance; los periodistas Nieves Concostrina, Manuel Marlasca y Bieito Rubido, director de ABC; escritores Laura Espido Freire, Fernando Delgado, y Andrés TrapielloAntonio Rodríguez Almodóvar, académico de la RAE; los mandos policiales Germán Rodríguez Castiñeira, comisario principal, Juan Jesús Sánchez Manzano, de excomisario del Tedax, Alberto Antón González, inspector de Inteligencia; y Montserrat Torija Noguerales, directora general de apoyo a las víctimas del terrorismo, del Ministerio del Interior.

Confianza en la participación

El vicerrector de Centros Asociados, Jesús de Andrés, de quien depende la gestión de los Cursos de Verano, compartía con los asistentes en línea sus sensaciones “hoy es un día extraño, deberíamos estar rodeados de público, de personal de administración y servicios, de directores de cursos y de directores de centros. Pero aquí estamos sometidos a estas soledades. Pese a la situación del país, la UNED ha seguido en marcha. Llegamos a esta 31.ª edición con 93 cursos, frente a los 139 del verano pasado, donde tuvimos casi 8.000 estudiantes matriculados”.

Las cifras de participación registradas el verano pasado ascienden a 7784 matriculados, de ellos 1240 en Centros Penitenciarios, correspondientes a alumnas y alumnos internos y externos, un programa que por motivos de seguridad sanitaria no se celebrará este año, por primera vez desde que se inició en 2004. Las condiciones sanitarias, que obligaron a la digitalización de la convocatoria redujo de los 139 títulos celebrados el año pasado, a los 93 ofertados en esta 31.ª edición, lo que significa mantener aproximadamente tres tercios de la programación.

“Habitualmente comenzamos con la programación de Cursos de Verano entre diciembre y enero. Con la crisis del COVID-19 tuvimos que reenfocar toda la oferta y gracias al gran esfuerzo de los Centros, hemos podido mantener la oferta”. De Andrés se mostró confiado en que el número de estudiantes matriculados se mantenga e incluso aumente al no tener que desplazarse los estudiantes y poder seguirlos, “cómodamente, desde casa”.

El vicerrector destacó la colaboración con la UNED en esta 31.ª convocatoria de instituciones como la Agencia Espacial Europea, varios ayuntamientos, la Junta de Comunidades Autónomas, la Cátedra de Turismo Sostenible y Desarrollo Local, la Fundación Las Médulas, la Fundación ONCE, el Museo Nacional de Arte Romano, el Observatorio Criminológico de la Seguridad Vial y el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado.

“Este año estrenamos nuevo formato online en los Cursos de Verano de la UNED gracias a las habilidades para manejar la tecnología que todos hemos adquiridos en pocos días, que nos han permitido constatar que hay otras formas de trabajar y de aprender y que, seguro, han llegado para quedarse”, explicaba Amador Fraile, director de Convenios y Mecenazgo de Santander Universidades. “Este verano cumplimos 20 años de alianza con esta universidad y con estos cursos, que han sido el germen de nuestra colaboración en otros campos, como las becas, el apoyo a la investigación y a la movilidad con los estudiantes”.

El director de Convenios y Mecenazgo de Santander Universidades señaló también que “estamos orgullosos de trabajar en esta situación de emergencia con la universidad, una de las instituciones que mejor responde a la transición a la docencia online, y con la UNED como ejemplo de ello. Nuestro compromiso como banco en este momento es la contribución con 20 millones de euros, a través de CRUE y CSIC, para la investigación de vacunas o nuevos fármacos y para que los estudiantes más desfavorecidos puedan seguir con su formación”.

El rector agradeció ese apoyo de 20 años de Santander Universidades a la UNED “para tantos proyectos, porque gracias a ellos hemos podido formar a tantos investigadores” y solicitó lo hiciese extensivo a la presidenta del Banco, ya que “una visión moderna de la universidad reclama cooperación con otras instituciones para mejorar en conjunto nuestra sociedad a través de la generación de cocimiento, pensamiento crítico y saber solidario”.