La UNED forma a músicos en el ermitorio de la Virgen de Gràcia

Sinfónicos acordes quedan flotando en la pinada de la ermita de la Virgen de Gràcia de Vila-real estos días de principios de julio. Desde este lunes hasta domingo día 9, decenas de estudiantes de música se han desplazado a un emblemático espacio de Vila-real, el paraje del Termet, para aprender, mejorar y ensayar su instrumento favorito. Comienza el XXIII Curso Internacional de Interpretación Musical Francisco Tárrega.

Violines, chelos, piano y piano acompañante, viola y guitarras. Los estudiantes que participen en este curso de extensión universitaria que promueve cada año el centro asociado a la UNED en Vila-real mejorarán con sus clases individualizadas, ensayos y conciertos vespertinos el arte de la interpretación musical.

Y todo bajo la batuta de un elenco de profesorado perfecto. El profesor del Conservatorio de Castellón, Juan Carlos Centelles, se encargará de las clases de piano. Los docentes del Conservatorio de Madrid Adolfo Salazar, Víctor Correa-Cruz y Adolfo Hontañón,  tutorizarán a los alumnos de violín y viola, respectivamente; la profesora del Conservatorio Profesional Mestre Tárrega de Castellón, Ana María Archilés, guiará a los alumnos de guitarra; Henri Bouché, también profesor del Adolfo Salazar de Madrid, educará al estudiantado de violonchelo; y el profesor del Conservatorio Francescc Penyarroja, Victoriano Goterris, a los de piano-acompañante.

Los visitantes al ermitorio podrán disfrutar de los ensayos y piezas individuales que amenizarán estos días el espacio natural.